¿Qué son los bots y cómo funcionan?

A laptop masquerading as a bot.

Usted interactúa con bots ─que es como se les dice a los robots de internet─ todos los días. ¿Alguna vez le ha dado una orden a Siri o a Alexa? Pues ambos asistentes son bots y “viven” ahí mismo, en su celular o en su casa.

Un bot es un software informático que está programado para realizar tareas que los humanos consideramos repetitivas y tediosas, como la indexación de páginas web y servicio al cliente. Son muy útiles. De hecho, son tan útiles que más de la mitad del tráfico de internet está conformado por bots. Sin embargo, no todos los bots son iguales. Algunos son malintencionados y a veces están diseñados para infectar dispositivos con malware, interrumpir actividades comerciales online o simplemente enojar a los usuarios.

Es crucial saber cómo identificar los bots buenos y los malos. Pero antes de llegar a eso, démosle un vistazo a cómo funcionan los bots y por qué se usan.

¿Cómo funcionan los bots?

Los bots se crean a partir de conjuntos de algoritmos. Estos algoritmos ayudan a determinar la función del bot. Antes de dejarlo libre en internet, es necesario que un ser humano decida y dirija las acciones del bot. Una vez que reciben sus órdenes, los bots las cumplen por sí mismos.

La mayoría de los bots juegan en equipo, típicamente operando en red. Esto les permite comunicarse entre sí usando servicios basados en internet, tales como la mensajería instantánea o el Internet Relay Chat.

¿Por qué usar bots de internet?

En pocas palabras: los bots ahorran tiempo y dinero. Son más rápidos y eficientes que los humanos. Esto ayuda a liberar recursos a las organizaciones que usan bots. Aquellas personas que de lo contrario pasarían muchas horas ejecutando tareas repetitivas, ahora pueden asignarse a labores que requieren de más precisión y experiencia. O, dependiendo de la empresa, también podrían reemplazarse totalmente.

Los bots son altamente adaptables, sirven para múltiples propósitos y están disponibles las 24 horas y los 7 días de la semana. También se pueden desplegar en masa, lo que les brinda a los usuarios el poder de llegar a grandes cantidades de personas con poco esfuerzo. Sin embargo, también existen desventajas al usar bots.

Si bien pueden realizar gran cantidad de funciones, los bots no son idóneos para tareas que requieren de precisión. Son proclives a malinterpretar las intenciones de los usuarios, lo que suele crear frustración en la persona que interactúa con el bot. Tal como se mencionó anteriormente, los bots se pueden programar para ser malintencionados o se pueden desplegar como spam (correo no deseado).

Tipos de bots: bots buenos vs. bots malos

Los bots no tienen realmente un sentido de la moralidad. Simplemente son algoritmos. Sin embargo, los bots suelen clasificarses como “buenos” o “malos” dependiendo de las funciones de su código, quién los usa y cuáles son las intenciones de la persona/organización.

Bots buenos

Si bien puede resultar un poco ambigüo decidir qué es un bot “bueno”, típicamente son aquellos que están diseñados para ayudar a los usuarios de internet a brindar un servicio útil que típicamente no sería posible solo mediante el esfuerzo humano. Aquí le indicamos algunos de los más comunes.

Chatbots

¿Alguna vez se ha fijado en las ventanas de chat que aparecen cuando entra en ciertas páginas web, como las de bancos o tiendas online? Esos son los chatbots. Simulan conversaciones humanas, respondiendo a cualquier pregunta relevante que se les haga. (Si bien los chatbots pueden ayudar a las empresas a ahorrar dinero y a resolver problemas de los clientes, ExpressVPN no los usa para su soporte al cliente; nuestros agentes son seres humanos de verdad porque consideramos que es la manera de ofrecer el mejor servicio).

Crawlers o “arañas”

También conocidos como “web crawlers” o bots de motores de búsqueda, este tipo de bots pueden escanear e indexar páginas web o motores de búsqueda, como Google y Bing. Existe una versión más nefasta de los web crawlers, pero hablaremos de eso más adelante.

Bots de monitoreo

La idea de “bots para monitoreo” suena un poco espeluznante, pero el término se usa para describir a esos bots que vigilan el buen estado y el rendimiento de una página web en tiempo real. Si se detecta un problema, como una interrupción de servicio, entonces el bot de monitoreo envía una alerta. ¡Visite downdetector.com para ver a los bots de monitoreo en acción dentro de sus juegos y páginas web favoritas!

Bots de compras

Comparar precios es algo que lleva tiempo. Demasiado tiempo. Y ahí es donde entran en escena los bots de compras. Estos se dedican a recorrer internet para conseguirle los mejores precios para el producto específico que busca. Las páginas web de reservas de pasajes de avión y hoteles ofrecen este tipo de funcionalidades.

Bots de marketing

Estos bots sirven para rastrear anuncios, identificar palabras clave que estén auge, monitorear comentarios de los clientes y mucho más. Los usan los especialistas en marketing que desean recopilar datos del mercado rápidamente.

Bots malos

Los bots malos pueden usarse para enviar correo no deseado, robar datos financieros y perpetrar actividades malintencionadas.

Bots de DDoS

Los actores malintencionados usan bots de DDoS para inundar de tráfico a un servidor específico. Este “tsunami” de solicitudes satura el servidor, volviéndolo mucho más lento o incluso llegando a desactivarlo.  Es una práctica muy común entre los “hacktivistas“.

Bots de spam

Los bots de spam, que son la plaga de internet, operan recolectando direcciones de correo electrónico de páginas de contacto comprometidas y enviándoles spam. También aparecen en foros y secciones de comentarios para publicar contenidos promocionales o generar tráfico a páginas web específicas.

Bots de “relleno de credenciales”

Cuando se filtran los nombres de usuario y contraseñas, estos bots toman esa información y la usan para intentar acceder a otras cuentas en servicios como Facebook, Amazon o Netflix. Una vez que logran acceder, secuestran las cuentas y las venden en la dark web. Este es uno de los motivos por los que las páginas web usan CAPTCHA para verificar que los usuarios en sus páginas web sean humanos.

Bots de web scraping

Los “web scrapers“, como se les llama, se dedican a copiar grandes cantidades de datos de una página web. El “scraping” o extracción de datos es legalmente cuestionable y puede vulnerar los términos de servicio de una página web extrayendo información delicada o registrada.

Bots de denegación de inventario

Estos bots encuentran artículos específicos y los agregan a su carrito de compras sin completar la transacción. Con la idea de perjudicar a los competidores, este proceso engaña a la página web para que indique que un producto específico está agotado. Cuando los clientes reales tratan de comprar el producto, este aparece como “no disponible”, aunque sí lo esté.

¿Deben preocuparle los bots?

Pueden afectar a los visitantes de una página web, pero estas suelen ser simples molestias más que amenazas verdaderas. Por ejemplo, los bots de DDoS y de denegación de inventario podrían volver inaccesible a una página web o producto que usted busque. En muchos casos las víctimas son empresas, que se ven en la situación de no poder operar con normalidad.

Y cuando hablamos de bots de spam, saber cómo identificar mensajes, enlaces y correos electrónicos falsos le ayudará a protegerse contra el malware que distribuyen. Sin embargo, las cosas se pueden complicar cuando se trata de bots diseñados para suplantar a seres humanos.

Cómo saber si está hablando con un bot

A medida que los bots se vuelven cada vez más avanzados, se vuelve más complicado saber si está interactuando con una persona de verdad o con un algoritmo. Esto puede no ser un gran problema cuando se trata de usar, por ejemplo, el chatbot de servicio al cliente de una página web. Pero el asunto se vuelve más grave en páginas de redes sociales o en aplicaciones de citas. Aquí le ofrecemos algunos pasos básicos para descubrir si se está comunicando con un bot.

  • Darle un vistazo a su foto de perfil es un buen comienzo. Los bots suelen usar fotos extraídas de otras fuentes, como fotos de stock o perfiles reales. Ejecute una búsqueda inversa de imágenes como precaución.
  • Los bots suelen estar muy limitados en términos de lenguaje. Pruebe a hacerles preguntas como “¿Cuál es el cereal que más te gusta?” Esto confunde a la mayoría de los bots, porque no están programados para responder este tipo de preguntas.
  • Preste atención a lo que publican. Los bots suelen publicar las mismas cosas una y otra vez. Por otra parte, si alguien hace un comentario acerca de una publicación de un bot, estos suelen no responder nada.

Sin embargo, aunque estos consejos son útiles para muchos de los bots que se encuentran en sitios como Twitter, los continuos avances en IA hacen cada vez más difícil diferenciar entre humanos de verdad y bots.

¿Cómo pueden protegerse las empresas contra los bots malos?

Las empresas son el principal objetivo de los bots malos. Los ataques coordinados de bots pueden saturar los servidores de la empresa, interrumpiendo los servicios y afectando a los ingresos. Afortunadamente, las empresas pueden protegerse usando software para gestión de bots. Estas herramientas pueden diferenciar entre los bots buenos y los malos, bloqueando a los malintencionados y permitiendo a la vez que los humanos y los bots buenos tengan acceso.

ExpressVPN is dedicated to your online security and privacy. Posts from this account will focus on company news or significant privacy and security stories.