Como mantenerse seguro usando redes Wi-Fi públicas

Poco a poco, y en algunos lugares, estamos recuperando más de las libertades que habíamos perdido por la pandemia. Algunos están volviendo a la oficina durante la semana y también al cine y los shoppings los fines de semana. En algunos casos, pruebas médicas mediante, estamos volviendo a viajar y reencontrarnos con amigos y familiares que hace mucho que no vemos.

Lo que no ha cambiado, es nuestra necesidad de estar conectados mientras recuperamos nuestra dinámica. Y si tenemos que estar conectados, hacerlo con una red gratuita siempre parece una buena opción.

Pero, debemos tener cuidado. Las redes Wi-Fi públicas que solemos usar para conectarnos mientras nos movemos no suelen ser muy seguras. Hay que tener ciertas precauciones para usarlas sin problemas.

¿Cuáles son los riesgos de usar una red Wi-Fi pública?

Quizás la alegría de por fin encontrar una red Wi-Fi pública (y con buena señal) hace que no siempre nos preocupemos por los riesgos que corre nuestra información al usarla. Estas redes nos dejan expuestos a ataques de terceros, que pueden registrar nuestra actividad online. Estos ataques pueden llevar a que alguien logre acceder a nuestros datos delicados , como contraseñas y datos bancarios.

¿Qué cuidados debería tener en cuenta al usar una red Wi-Fi pública?

1. Use una VPN

La solución más sencilla ante este tipo de amenazas, es usar una VPN. Así, su tráfico está encriptado, protegiéndolo de curiosos y manteniendo confidencial su actividad en online.

2. No ingrese a sus cuentas bancarias

Probablemente, la información más delicada es la que utiliza para acceder a sus cuentas bancarias. Como regla general, recomendamos no ingresar a sus cuentas en estas redes.

3. Use un antivirus

Un antivirus puede generar alertas en el caso de estar ingresando a una red sospechosa, o si detecta alguna actividad inusual. También protege a sus dispositivos de actualizaciones no requeridas.

4. No use administradores de contraseñas ni haga backups

Ya mencionamos que no debería ingresar a sus cuentas bancarias en redes públicas. El mismo consejo aplica para administradores de contraseñas o para actividades relacionadas con respaldos/backups de sus dispositivos. Ambas actividades requieren que introduzca información delicada que podría quedar expuesta.

5. Tenga disponible un cable de conexión LAN

No es lo más común del mundo andar con un cable de LAN encima, lo sabemos. Pero desde un punto de vista de seguridad, una conexión LAN siempre será más difícil de atacar que una conexión Wi-Fi, ya que el hacker deberá acceder a su cable y a su router, haciendo su misión mucho más compleja. Si le preocupa su conexión en un hotel por ejemplo, un cable LAN puede ayudarlo a estar más seguro.